Refrigeración y almacenamiento de la leche
27/10/2014 | Productos

Para preservar la calidad de la leche es esencial refrigerarla de manera rápida y eficiente. La leche sale de la ubre a una temperatura que ronda los 35 ºC, y es preciso enfriarla de inmediato. Aunque la leche conserva una resistencia natural a las bacterias inmediatamente después de la extracción, es necesario refrigerarla rápidamente a una temperatura de almacenamiento de entre 4 y 6 ºC para impedir o minimizar el crecimiento de microorganismos.

En DeLaval, somos conscientes de la importante papel que desempeña la refrigeración de la leche en la producción de leche de calidad, y por eso ofrecemos la gama más exhaustiva del mundo de equipos técnicos para la refrigeración de la leche en la granja.

Soluciones:

Recuperación del calor.

Información extraída de: www.delaval.com.ar.